Mi bautizo de vuelo: 30/09/2012 Bü-1.131E

A través de la Asociación Aire conseguí la oportunidad de volar en una Bücker Bu-1.131E de CASA el pasado 30 de octubre. No he publicado la entrada hasta hoy porque esperaba que me pasaran un video. El vuelo fue de 20 minutos en Casarrubios (LEMT) y sí, fue mi bautizo de vuelo; pues aunque he volado en aviones comerciales, nada se parece a volar en una avioneta, y más en una bücker. ESPECTACULAR.
 

Durante todo el fin de semana el tiempo había sido lluvioso. Durante todo el fin de semana no dejó de llover en Madrid (ni en toda España), por lo que el vuelo hasta el último momento no se confirmó. Fue la tarde de un sábado cuando confirmé el vuelo al piloto.

Estabamos citados yo y un compañero a las once de la mañana en el hangar personal del avión. La llegada al aeródromo de Casarrubios es bastante complicada, no está adecuadamente señalizado además de que se llega a través de un camino de tierra y el acceso en transporte público es imposible.

A las once y media de la mañana nos presentamos allí, más o menos a la hora prevista, en uno de los hangares, donde los pilotos trabajaban en la aeronave; ya que por la mañana habían tenido que cambiar la hélice y el encontrar una pieza les había retrasado. La primera sensación de la Bücker fue muy buena, el avión estaba en perfecto estado (como era de esperar) y me llamó la atención mucho la pintura, una mezcla entre el Ejército del Aire y una acrobática. El piloto nos dijo que la Bücker era de 1956-

Trabajos de mantenimiento en la Bücker

La Bücker en el hangar mientras se terminan los trabajos de mantenimiento

Al terminar de colocar la hélice sacaron la avioneta para calibrar las hélices, y asegurarse de que las palas de la hélice estuvieran a la misma distancia y que no oscilaran al girar, utilizando un método de todo menos tecnológico.

(c) Jaime de Pablos

(c) Jaime de Pablos

Antes de volar con nosotros, para comprobar el funcionamiento de las hélices hizo un vuelo de prueba él solo.

Despegando para hacer el vuelo de prueba

Durante el vuelo hizo un tonel y un looping, para enseñarnos un poco lo que haría con nosotros dentro. No dejó de impresionarme el estado en el que estaba el avión. Se notaba un perfecto cuidado. Durante el vuelo de prueba el piloto hizo un tonel y un looping para comprobar de lo que era capaz la hélice, que aguantó a la perfección.

La cabina del ac

Ya terminado el vuelo de prueba y sabiendo que la hélice se encontraba en perfecto estado, el piloto dio el visto bueno para empezar. Para subirme hay que evitar pisar el ala (tela) y hay una pequeña cinta puesta para meterse dentro (en este tipo de aviones el acompañante va sentado delante, y el piloto detrás) . En la cabina del acompañante encuentras un altímetro, indicador de velocidad además del indicador de cuántos m/s subes o bajas. Además ambas cabinas comparten mandos, tanto detrás como delante tiene una palanca de mando, con un botón en la parte superior para las conversaciones por radio (tanto interiores como a torre o al tráfico), además de una palanca de gases. El resto de mandos los tiene exclusivamente el piloto.

Cabina de mandos del piloto

Despegamos utilizando muy poca pista. Para despegar no hizo falta grandes esperas, ya que a pesar de que el control aéreo es entre los pilotos, algo que suele ocurrir en pequeños aeródromos, la coordinación entre ellos era perfecta. A partir de ahora los vídeos o las fotos son hechas con el móvil, por lo que la calidad es muy mala. Tras el despegue viramos para apartarnos del aeródromo y dimos un pequeño paseo por los alrededores; la sensación de volar en este tipo de aeronaves estoy segura de que es única, ya que las bückers no tienen una cabina propiamente dicha, sino que se va al aire libre, con un cristal delante para dejarte respirar sin que te moleste el aire. Uno de los momentos a destacar fue cuando debajo nuestra vimos una bandada de lo que el piloto identificó como cigüeñas, en perfecta formación.

Desde el aire

Tras dar una vuelta por los alrededores de Casarrubios hicimos una pasada por la pista de Casarrubios, haciendo los tradicionales movimientos de saludo (aunque con una avioneta a escasas decenas de metro del suelo).

De la pasada ascendimos a unos 3200 pies entonces cuando el piloto conecta la radio en INTER (para la comunicación entre pilotos, sin que se oiga entre los pilotos): –¿Te encuentras bien?- Por supuesto que le respondí que sí, sin esperarme la reacción. En ese momento el avión dio un tirón hacia abajo y empezamos a caer empicado durante unos segundos, cuando el piloto realizó la maniobra contraria, tiró de la palanca de mando hasta un punto en el que me planteé corregir ese tirón yo mismo. El avión empezó a dar la vuela y yo a caerme hacia abajo, viendo (sin ningún tipo de cristal) cómo solo me sujetaba el cinturón. Durante unos segundos estás completamente desorientado, solo ves el cielo y la sensación de caerte hacia abajo; entonces veo aparecer la tierra pero por el lado contrario, el que no debía ser. Para no engañar la sensación en ese momento es de un mareo terrible, aunque luego te recuperes.

Cuando terminó el looping me preguntó si me encontraba bien, le dije que si, a pesar de sentir que  algo gordo estaba a punto de pasar (…se entiende…). Después del looping, hizo un tonel; además mantuvo el avión dado la vuelta un par de segundos, sin duda esa imagen se me quedara grabada, junto con la sensación de tener que hacer la misma fuerza que haría en una situación normal para levantar a un niño pequeño, para levantar mi brazo.

Después de las dos acrobacias (suaves) comenzamos la aproximación para aterrizar.

La sensación de haber podido volar en una Bücker puede que sea inexplicable para mi, a mi edad. Lo he intentado explicar con palabras lo mejor que he podido, pero hay sensaciones que no puedo explicar, pero que los que recuerden la primera vez que volaron en una avioneta seguramente sepan de lo que hablo.

Fotos exteriores y video. El video está hecho con el móvil; están pegados todos los videos en una sola película. La calidad es pésima, pero no podía arriesgarme a llevarme la cámara.

Los mandos

(c) Jaime de Pablos

EC-ZIZ

PMA

 
 
Tanto las imágenes como el video como el texto de la entrada son propiedad del administrador. Está permitida su publicación y utilización indicando SIEMPRE el autor. Para su utilización sin restricciones contacte con el administrador en promediaviation@gmail.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s