Los aviones supersónicos en la aviación civil

Se conoce como avión supersónico aquel que es capaz de superar la barrera del sonido, a partir del Número Mach; de estos modelos han existido varios aviones comerciales, capaces de superar la barrera del sonido, tales como el famoso Concorde y el Tupolev TU-144, pero ninguno llegó a tener tanto éxito como otros aviones comerciales, a pesar de la ventaja de ser supersónicos, ¿Por qué? ¿Qué paso?

 El Concorde

El Aérospatiale BAC-Concorde voló por primera vez en 1969 para que siete años después comenzara a entrar en servicio hasta 2003, fecha en la que dejó de operar.

La idea de crear un avión supersónico capaz de transportar pasajeros a grandes distancias y a grandes velocidades nace de un proyecto entre Reino Unido, Francia, Estados Unidos y la Unión Soviética. Los primeros diseños se crearon en 1960, pero el coste de su construcción era tan grande que Reino Unido exigió a BAC que buscase financiación y ayuda para el proyecto. BAC consiguió esa financiación con ayuda de Francia y en ese momento BAC y Aérospatiale se unieron para la creación del Concorde.

En un primer momento se pensaba en hacer dos proyectos: uno de corto alcance y otro de largo. Las aerolíneas apenas se interesaron en el modelo de corto alcance, por lo que se suprimió del proyecto y se prosiguió solo en el modelo de larga distancia, el cual en un principio tuvo un gran éxito: aerolíneas como Continental, JAL, Lufthansa, American Airlines y Singapore Airlines se interesaron en el proyecto.

El Concorde vuela por primera vez el 2 de marzo de 1969, concretamente el Concorde 001, construído por Aérospatiale en Toulouse. El Concorde 002, construído por BAC en Bristol vuela por primera vez el 9 de abril del mismo año.

 Vuelos regulares

Poco a poco, debido principalmente al coste del avión, las aerolíneas fueron abandonando el proyecto, hasta quedarse solo British Airways y Air France, aerolíneas bandera de los países que desarrollaron el proyecto.

El primer vuelo con pasajeros del avión fue el 21 de enero de 1976 en las rutas Londres-Barhéin y Paris-Río de Janeiro. Pronto el congreso de los Estados Unidos prohibió que el Concorde aterrizara en los aeropuertos estadounidenses, aunque más tarde permitiría a British Airways y a Air France usar estos aviones para las rutas a Estados Unidos.

Otros países se fueron uniendo a las prohibiciones por el exceso de ruido, Malaisia e India prohibieron que el Concorde atravesara su espacio aéreo; impidiendo así que British Airways pudiera cubrir la ruta que compartía con Singapore, Londres-Singapur vía Bahréin.

El Concorde voló por última vez con pasajeros a bordo el 24 de octubre de 2003.

Tupolev Tu-144

Historia y vuelos regulares

En 1961 Nikita Krushchev, la Unión Soviética, se entera del proyecto anglo-francés sobre un avión capaz de superar la barrera del sonido llevando pasajeros a bordo: el Concorde. La Unión Soviética no podía permitir que Occidente se quedara con todo el prestigio de esta tecnología, recientemente estrenada en la aviación comercial.

En 1963 la red de espías de la Unión Soviética es instruida para que averiguar datos sobre el fuselaje, la estructura y motores del Concorde. Supuestamente espiaron hasta que los Ingleses y franceses se dieron cuenta del espionaje de los soviéticos, en  1964. Todo lo posible fue examinado por los soviéticos, incluso las raspaduras de los neumáticos, donde se dice que la información dada a los soviéticos era falsa. No se sabe con certeza hasta qué punto se espió el proyecto de anglo-francés, debido a que la información aún es escasa y sin verificar.

Aún así la primera maqueta del avión es presentada en Le Bourguet en 1965, donde seis años antes se había presentado el proyecto del Concorde. El primer prototipo, SSSR-68001, realizó su primer vuelo el 31 de diciembre de 1968 y durante unos años se mantuvo en pruebas. 

El primer avión de serie voló  en abril de 1973. El primer vuelo de un avión de producción, pensada para tres personas de tripulación y 140 pasajeros inicia sus vuelos de calibración  entre Moscú y Alma Ata el 26 de diciembre de 1975.

Aeroflot mantuvo el Tu-144D en activo durante un tiempo, cubriendo rutas más largas desde Moscú hasta Jabárovsk, posibilitadas gracias a la mayor eficiencia de los motores. Sin embargo estos vuelos no se mantuvieron mucho tiempo. Se construyeron 16 unidades, como único operador Aeroflot. Fue definitivamente retirado el 1 de Junio de 1978, tan solo tres años después (26 de diciembre de 1975) de ser introducido en la aviación comercial.  Sin embargo la NASA  firmó un acuerdo para modificar un Tu-144 y hacer pruebas en él. El proyecto continuó, al Tu-144D se le llamó Tu-144LL.  Durante la primera fase del programa se llevaron cabo ocho experimentos, seis de ellos en vuelo y otros dos en tierra. La primera fase comenzó en junio de 1996 y concluyó en febrero de 1998, después de 18 vuelos de investigación.

Las investigaciones con el Tu-144 fue conducido por el programa High Speed Research (HSR) de la NASA, y fue dirigido por el centro de investigación de Langley. La aeronave utilizada por la NASA para este proyecto fue construida en 1981, incluso después de que se cancelara el proyecto civil. En total, el Tu-144LL voló 82 horas y 40 minutos. Para tener más información sobre este proyecto de la NASA: http://www.dfrc.nasa.gov/gallery/photo/TU-144LL/index.html

      Hoy en día, el Concorde sigue siendo el único avión supersónico comercial que ha demostrado la factibilidad técnica, que no económica, de este tipo de servicio, y es probable que lo sea en los año venideros, puesto que a los problemas de impacto ecológico -capa de ozono, estampido sónico- se han añadido los puramente energéticos, para hacer muy dificil, si no imposible, su reemplazo.

Desde un punto de vista tecnológico, los diseñadores de nuevos proyectos se afanan, principalmente, en reducir el estampido sónico de manera que pueda sobrevolar zonas habitadas a velocidades supersónicas. Diferentes empresas tienen proyectos para aviones de enre 8 a 10 pasajeros, lo que demuestra la posible fiabilidad para aviones con menor número de pasajeros.

En las condiciones económicas y sociales que se dan hoy en día, la demanda mayoritaria del público se dirige a la reducción del precio del pasaje, con preferencias sobre la mejora de las condiciones de servicio. Boeing fracasó en el intento del Sonic Cruiser, un avión de 250 pasajeros largo radio y velocidad transónica -cercana  a la del sonido-, esto es un buen ejemplo de las prioridades de las compañías aéreas, que prefieren un diseño más clásico pero con menores costes operativos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s